Columna Política de Radio Tierra Campesina

Imagen de Radio Tierra Campesina

Compartimos otra magistral columna de nuestro compañero Dante Rofi (@DanteRofi). Y de yapa, la primer parte aquí transcrita:
Casi tres meses de Gobierno; más de 30.000 despidos en la Administración Pública; más de “Una docena” de puestos y cargos para parientes y amigos de los funcionarios de turno; ingresos devaluados para los trabajadores en cerca de un 60% por la pérdida de valor del peso frente al dólar, que ya transitó por encima de los $ 16; una inflación acumulada para el bimestre enero/febrero del orden del 8%; un denominado protocolo de seguridad que no es otra cosa que una hoja de ruta para reprimir protestas sociales y limitar el ejercicio de la libertad de expresión; un claro sesgo PRO multinacionales, con quitas y rebajas de retenciones a las exportaciones agropecuarias y mineras; apertura irrestricta de las exportaciones de productos que incluso escasean en el mercado doméstico, con la consecuente suba de sus precios; apertura de las importaciones, de productos que se generan en el país, con un evidente impacto negativo sobre el trabajo argentino; cierres o vaciamientos constantes en espacios concebidos para la recuperación de derechos, tanto en el nivel nacional como en el provincial, tales como el espacio Haroldo Conti; los programas contra la violencia de género; delegaciones del INADI; el sitio periodístico InfoJus, donde no sólo se despidió a trabajadores, sino que también se borraron artículos que incomodaban a las nuevas autoridades; la secretaría de Derechos Humanos; Juegotecas y áreas de reinserción para niños y jóvenes; programas de la Secretaría de Cultura; Desmantelamiento de las unidades de investigación de lavado de activos y criminalidad financiera en el Banco Central, ahora comandado por un personaje como Federico Sturzenegger, procesado por presunto delito económico durante el denominado “megacanje” de la Alianza en 2001; recortes de áreas y de personal en la Secretaría de Agricultura Familiar; Inminentes despidos y cambio de orientación en el programa Conectar Igualdad, donde el software libre le cedería su espacio al ingreso del Negocio Informático, vía Microsoft y los contenidos digitales para niños y adolescentes generados por el Grupo Clarín; un promocionado principio de acuerdo con los holdouts, que más que un acuerdo es una claudicación de principios frente a las exigencias de los Fondos Buitre, que viene acompañado por la decisión del Gobierno de tomar deuda por más de 15.000 millones de dólares, la emisión de deuda más grande en 20 años para un país es desarrollo, según lo advirtió el Financial Times...todo esto y mucho más, en apenas tres meses DEL Gobierno que proponía un Cambio. Hoy, la pregunta tardía, es a qué tipo de Cambio se refería el Cambio...Y todo lo anterior no es otra cosa que la Respuesta/Consecuencia que muchos presumíamos y exponíamos, pero que otros muchos, lamentablemente, eligieron no escuchar... Pero ahora, más allá del lamento, la queja o la pena que sentimos por lo que vemos y padecemos a diario, es necesario elevar la voz; marcar las diferencias entre lo que se hace y lo que se debe hacer para el bien común y no para el bien particular de los que más tienen; es fundamental consolidar la unión de los movimientos sociales, y la preservación de un espíritu rebelde que con sus acciones, sus preguntas incómodas y sus cuestionamientos ponga en constante entredicho el cinismo del Poder que nos gobierna, conformado estrechamente, y como pocas otras veces antes, por la unión del poder político y del poder económico. Esta es la construcción colectiva que hoy nos convoca a TODOS y a TODAS desde cada uno de nuestros ámbitos de trabajo.

Fecha: 
Jueves, 10 Marzo, 2016 - 10:30